El arte espiritual de morir

El arte espiritual de morir

guru maharas el arte espiritual del buen morir

¿Es morir algo sagrado? ¿Puede ser practicado o aprendido como un arte o una ciencia? Nosotros hemos comprendido por intuición y por estar con personas próximas a la muerte, que generalmente existe un proceso doble que toma lugar durante la experiencia de morir; ir dejando atrás el mundo, la familia, amigos, esperanzas y sueños; y el aferrarse a algo infinito dentro de nosotros (alma, esencia) y mayor que nosotros (Dios, Realidad Suprema).

El proceso de muerte tiende a iniciar un desapego natural por lo finito y un movimiento hacia lo infinito. Nos viene a la mente las enseñanzas de Buda sobre el desapego de lo finito: “El desapego es la puerta para liberarnos del sufrimiento.” Y podemos pensar por igual en las enseñanzas de Jesús sobre el apego a lo infinito: “Ama a tu Señor, tú Dios, con todo tu corazón, mente, alma y fuerza”.

En la tradición védica de la India, estas dos grandes enseñanzas se juntan en el siguiente pasaje famoso de los Upanishads:

Dirígenos de lo no real a lo real
Dirígenos de la oscuridad a la luz
Dirígenos de la muerte a la inmortalidad

Existe un arte espiritual de morir basado en las enseñanzas de la sabiduría de la India que trabaja con el proceso natural de morir, partiendo de la preocupación que viene con el declive del cuerpo-mente, a enfocarse en el espíritu inmortal e insondable. El arte de morir es importante para cada uno de nosotros en cada etapa de la vida. Todos nosotros estamos en un peregrinar por la vida que culminará en el rito final de nuestra jornada, la muerte.

El tiempo de este rito final, es desconocido por nosotros y por cualquier otro ser humano. Así que somos sabios al aprender el arte sagrado de morir, para encontrar la paz que nos otorga ésta sabiduría;para vivir sin temor en las bendiciones de cada hermoso día de vida.

La belleza de las enseñanzas védicas sobre el morir y la muerte está en que nosotros podamos acceder a ésta sabiduría en cualquier momento en el tiempo.

Nunca es tarde para esparcir la luz de la sabiduría sobre nuestra propia mortalidad y nuestra inmortalidad divina. Ciertamente, durante el período más cercano a la muerte parece haber un mayor acceso y abundancia de la gracia disponible para lograr la paz, la sabiduría y el amor que puede convertir nuestra Gran Transición en un poderoso
rito final en nuestra jornada.

– Phillip Jones (el arte del buen morir)

Anuncios